Tiempo en Capital Federal

27° Max 21° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 76%
Viento: Nordeste 28km/h
  • Martes 28 de Marzo
    Nubes dispersas21°   25°
  • Miércoles 29 de Marzo
    Despejado20°   26°
  • Jueves 30 de Marzo
    Cubierto20°   27°
Cargando ...

La Revista

El fusilamiento de Dorrego

La pugna entre unitarios y federales tuvo uno de sus puntos más álgidos el 13 de diciembre de 1828 con la sentencia a muerte que recibió el popular coronel Manuel Dorrego, gobernador y capitán general de la provincia de Buenos Aires y líder de los federales.

Compartir
lavalle-dorrego

La orden la impartió el general unitario Juan Galo de Lavalle sin proceso ni juicio previo, y fue concretada en la ciudad de Navarro. Los federales habían ganado seguidores por diversos motivos, pero los centrales eran el intento de dividir a Buenos Aires en dos jurisdicciones y la guerra con el Imperio de Brasil. Desde 1827 había quedado disuelto el Congreso y las provincias habían retomado su autonomía. Como un intento por ordenar su situación, se firmaron pactos y tratados.

En este contexto, en la provincia de Buenos Aires fue ganando cada vez más peso el movimiento federal y, de este modo, Manuel Dorrego fue designado gobernador. Lo esperaba una situación compleja, no sólo por los problemas económicos que enfrentó, sino por los costos políticos que debió pagar por la firma de la paz con Brasil, mediante la cual cedió la Banda Oriental. Su gobierno tuvo un carácter netamente popular y tomó medidas económicas que beneficiaron a los sectores más postergados.

El 1 de diciembre de 1828, las tropas del general Juan Lavalle se sublevaron y tomaron la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo. Y, desde allí, tomaron la ciudad. Mientras Lavalle organizó una asamblea en la Iglesia de San Francisco, desde donde se votó la deposición del cargo del gobernador, éste se desplazó hacia las bases militares de Juan Manuel de Rosas en busca de ayuda. Con la Legislatura disuelta y un hombre suyo –el almirante Guillermo Brown– ocupando la gobernación, Lavalle encontró a Dorrego en Navarro, lo derrotó en una batalla y dio la orden del fusilamiento, sin juicio ni sumario.

No obstante, su figura fue rescatada como símbolo de la lucha de los federales.

Deja tu comentario